Almacenamiento correcto de la leña

Almacenamiento correcto de la leña

ALMACENAMIENTO CORRECTO DE LA LEÑA

El almacenamiento correcto de la leña es importante para mantenerla seca y en buen estado para su uso en la chimenea o estufa. Desde Mi Pellet y Más os mostramos algunos consejos para almacenar la leña correctamente:

Elija un lugar seco y bien ventilado: Almacene la leña en un lugar que esté protegido de la lluvia y la humedad, pero que tenga suficiente ventilación para permitir que el aire circule. Un cobertizo, un garaje o un galpón son lugares comunes para almacenar la leña.

Use soportes de leña: Los soportes de leña son una manera fácil y conveniente de almacenar la leña. Mantienen la leña elevada del suelo, lo que evita que la humedad suba por la madera, y también permiten una buena circulación de aire.

Apile la leña correctamente: Para apilar la leña correctamente, comience con una base plana y nivelada. Luego, apile la leña en filas paralelas, dejando un espacio entre cada fila para permitir la circulación de aire. Asegúrese de que las filas no sean demasiado altas, ya que esto puede hacer que se caigan.

Cubra la leña: Si bien es importante que la leña tenga suficiente ventilación, también es importante protegerla de la lluvia y la nieve. Use una lona o un toldo para cubrir la leña y protegerla de los elementos. Asegúrese de que la lona esté sujeta firmemente para evitar que se vuele con el viento.

Almacenamiento correcto de leña
Sacas de leña de m3.

Use leña seca: La leña seca quema mejor y produce menos humo y residuos que la leña húmeda. Asegúrese de que la leña esté seca antes de almacenarla. La leña generalmente tarda al menos seis meses en secarse al aire libre, así que planifique con anticipación y asegúrese de tener suficiente leña seca para el invierno.

Siguiendo estos consejos, podrá almacenar su leña correctamente y mantenerla en buen estado para su uso en la chimenea o estufa. En Mi Pellet y Más encontrará leña con más de 12 meses de secado y con menos del 6% de humedad a la venta en diferentes formatos: saca de m3, sacos de 10 kg o un pallet de 8 sacos de 10 kg.

Cuidado y mantenimiento de una estufa de pellet

Cuidado y mantenimiento de una estufa de pellet

CUIDADO Y MANTENIMIENTO DE UNA ESTUFA DE PELLET

El cuidado y mantenimiento de las estufas de pellet es esencial para garantizar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil.

Desde Mi Pellet y Más os presentamos a continuación algunos consejos y puntos a tener en cuenta para el mantenimiento y cuidado de las estufas de pellet.

Las estufas de pellet son una excelente opción para calentar el hogar de forma eficiente y ecológica. Sin embargo, para mantener su buen funcionamiento y asegurar un rendimiento óptimo, es importante llevar a cabo un adecuado cuidado y mantenimiento.

  • Limpie regularmente el depósito de pellets y la tolva de alimentación. Asegúrese de vaciar los restos de pellets que se hayan acumulado en estos espacios y de quitar cualquier obstrucción que pueda impedir una alimentación suave de los pellets.
  • Verifique regularmente el sistema de evacuación de humo. Es importante asegurarse de que no haya obstrucciones en las tuberías de evacuación de humo y que estén limpias. Si es necesario, limpie o reemplace las tuberías de evacuación.
  • Lave regularmente el filtro de aire. El filtro de aire es esencial para garantizar que la estufa funcione de manera eficiente y segura. Asegúrese de lavar o reemplazar el filtro de aire con regularidad.
  • Verifique las juntas y sellos. Con el tiempo, las juntas y sellos pueden secarse o desgastarse, lo que puede afectar la eficiencia de la estufa. Verifique regularmente estos componentes y reemplace cualquier pieza que esté dañada o desgastada.
  • Mantenga la estufa limpia. Limpie la superficie externa de la estufa con un paño suave y húmedo para mantenerla en buen estado y evitar la acumulación de polvo y suciedad.
  • Verifique y limpie regularmente el sistema de encendido. El sistema de encendido es esencial para encender los pellets y mantener la estufa funcionando de manera eficiente. Verifique regularmente este sistema y limpie cualquier obstrucción o acumulación de residuos.
  • Realice inspecciones regulares. Es recomendable realizar inspecciones regulares para detectar cualquier problema y corregirlo antes de que se vuelva más grave. Esto incluye inspecciones visuales, inspecciones de seguridad y inspecciones técnicas.
  • Consumir pellet de calidad. La utilización de un pellet certificado garantiza una calidad regulada además de un gran poder calorífico y una menor generación de residuo.
  • Consulte a un profesional. Si no está seguro de cómo realizar el mantenimiento y el cuidado de su estufa de pellets.
estufa de pellet
Desde Mi Pellet y Más os mostramos consejos para el cuidado y mantenimiento de una estufa de pellet.

A modo de resumen, el mantenimiento y el cuidado regular de las estufas de pellet es importante para garantizar su correcto funcionamiento y prolongar su vida útil. Siga estos consejos y asegúrese de llamar a su fabricante o distribuidor para cualquier duda o consulta.

¿Cómo se deben almacenar los pellets?

¿Cómo se deben almacenar los pellets?

Los pellets son un combustible sólido hecho de residuos de madera, que se utiliza como una alternativa sostenible al carbón y al petróleo para calefacción. Almacenar los pellets es esencial para asegurar su disponibilidad durante el invierno y para mantener su calidad.

Existen varias opciones para almacenar los pellets, y la elección dependerá del espacio disponible y del presupuesto. Una opción es utilizar un silo de almacenamiento, que es un contenedor alargado y estrecho que se encuentra en el exterior de la casa. Los silos pueden almacenar grandes cantidades de pellets y son resistentes a las condiciones climáticas. Sin embargo, requieren un espacio adicional en el exterior y pueden ser costosos.

Otra opción es utilizar un contenedor de almacenamiento, que es un recipiente cerrado con una tapa que se encuentra en el interior de la casa. Los contenedores de almacenamiento son menos costosos que los silos y no requieren espacio adicional en el exterior. Sin embargo, solo pueden almacenar cantidades moderadas de pellets y deben estar protegidos de la humedad.

Finalmente, también es posible almacenar los pellets en sacos de plástico en el interior de la casa. Esta es la opción más económica, ya que los sacos son fáciles de conseguir y no requieren una gran inversión. Sin embargo, los sacos solo pueden almacenar pequeñas cantidades de pellets y deben estar protegidos de la humedad.

Almacenamiento del pellet
Ejemplo de lo que puede ocurrir si el pellet no es almacenado en un lugar adecuado.

Además de estas opciones, también existen algunas alternativas para almacenar los pellets. Una de ellas es utilizar un cobertizo de almacenamiento. Estos cobertizos son estructuras similares a un garaje, pero con una entrada de aire para permitir la ventilación. Estos cobertizos son ideales para almacenar grandes cantidades de pellets y protegerlos de las condiciones climáticas. Sin embargo, requieren un espacio adicional en el exterior y son una opción más costosa.

Otra alternativa es utilizar un sistema de almacenamiento en el sótano. Este sistema consiste en una serie de estanterías o estantes en el sótano, que permiten almacenar los pellets en un lugar seco y protegido. Sin embargo, este sistema solo es adecuado para almacenar cantidades moderadas de pellets y requiere una inversión en estanterías o estantes.

En definitiva, almacenar los pellets de manera adecuada es esencial para asegurar su disponibilidad durante el invierno y para mantener su calidad. Existen varias opciones disponibles para almacenar los pellets, cada opción tiene sus propias ventajas y desventajas en términos de costo, espacio disponible y protección contra la humedad. Es importante evaluar cada opción y elegir la que mejor se adapte a las necesidades individuales. Lo más importante es asegurar que los pellets estén almacenados en un lugar seco y protegido para garantizar su calidad y maximizar su uso.

Apostando por una calefacción más económica

Apostando por una calefacción más económica

Ahora en plena ola de frío, nuestros sistemas de calefacción están a “todo gas”, pero … este año lo vamos a notar mucho más en nuestros bolsillos. 

Mucho se está hablando del encarecimiento de los combustibles fósiles y otras energías no renovables: gas natural, electricidad, gasóleo, … por lo que muchos de los hogares españoles están buscando alternativas a estos sistemas de calefacción. 

Una de las alternativas más solicitadas es las energías de biomasas, cómo puede ser el caso de los pellets o la leña, que en los últimos años se está comenzando a notar una gran subida en las instalaciones de este tipo de sistemas de calefacción. Este año se habla de un aumento del 40% en venta de estufas de pellets y leña, y en algunos lugares ya se encuentran agotadas.

Y en consecuencia, en cuanto a los combustibles para este tipo de instalaciones, los pellets, también se está notando un aumento considerable de las ventas, y en algunos puntos de España, se habla ya de escasez. 

Pero … ¿Qué son los pellets?

Es un combustible renovable, para su elaboración se toma como materia prima restos de serrín o astilla, bajando la humedad de la misma y a través de un sistema de prensado mecánico (Sin ningún tipo de aditivo) se generan unas píldoras compactas. El formato común de venta es en sacos fáciles de manejar y almacenar, aunque también se venden en formatos de grandes cantidades o a granel.  

Apostamos por el pellet como biocombustible porque:

Contribuimos con ello a ser respetuosos con el medioambiente: ya que es un recurso natural renovable con emisiones limpias, reduciendo así la emisión de gases efecto invernadero.

Fácil de obtener, transportar y almacenar. 

El pellet es un biocombustible de los más económicos, y con una mayor estabilidad de precios: al no depender de otros factores externos. Puedes ahorrarte entre un 30 y un 50% frente a otro tipo de combustibles. Además, a diferencia de otros combustibles, no hay expectativas de que puedan sufrir grandes subidas. 

Es una energía con un gran poder calorífico. Además muchos sistemas de climatización, aparte de calentar el hogar, pueden realizar otro tipo de funciones como calentar agua o cocinar. 

Se puede utilizar tanto en viviendas particulares, cómo en instalaciones industriales. 

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de comprar suministro de pellets? 

Antes de nada, la calidad del pellet, que ello lo garantiza el sello de calidad ENPlus, pues un pellets de baja o mala calidad, provocaría un problema en el rendimiento y la vida útil de su caldera o estufa.

Su poder calorífico, eso también lo garantiza el sello de calidad.

Que genere poco residuo, ceniza. 

Si quieres saber más acerca de los pellets, en este artículo te lo explicamos. 

Y después de todo ello, … ¿Te has decidido ya a cambiar tu caldera por una instalación de pellets?

Abrir chat
1
https://mipelletymas.com/wp
Hola. ¿En qué podemos ayudarte?