El nuevo informe estadístico sobre el mercado de los pellets de madera que ha hecho público la Asociación Española de la Biomasa, Avebiom, recoge datos de producción y de consumo de pellets de madera tanto a nivel nacional como por comunidades autónomas. En paralelo al incremento récord del 40% en la instalación de estufas y calderas ocurrido en España durante 2021, también ha aumentado el consumo de pellets en un 13,5%. En total son 780.000 toneladas repartidas entre calefacción residencial de menos de 50 kW con un consumo de 520.000 toneladas y calefacción comercial (superior a 50 kW) con 260.000 toneladas. Por su parte, desde el mes de octubre la curva de precios del pellet para uso doméstico ha empezado a suavizarse y el precio medio del saco de 15 kg se a finales de noviembre se situaba en 7,79 €, siendo posible encontrarlo a precios inferiores.

El 2021 concluyó con un aumento de productividad de las fábricas y un descenso del número de plantas censadas respecto al año anterior, que pasaron de 85 a 75 instalaciones operativas. Este 2022 el número ha ascendido hasta las 76, donde se estima una producción de 768.300 toneladas. En general, las plantas que desaparecen son muy pequeñas o ya llevaban tiempo sin actividad por lo que estos cierres apenas han afectado a las cifras de producción. En cambio, varias empresas han realizado mejoras en los últimos meses para aumentar capacidad, de ahí el incremento global. Son algunos de los datos que recoge el nuevo informe estadístico sobre el mercado de los pellets de madera que ha hecho público la Asociación Española de la Biomasa, Avebiom.

En este informe se pueden encontrar datos de producción y de consumo de
pellets de madera tanto a nivel nacional como por comunidades autónomas. La
crisis energética que comenzó en 2020 parece enquistarse y muchos ciudadanos y
empresas de toda la UE han hecho realidad la opción del cambio de tecnología
durante los últimos meses. Así, en paralelo al incremento récord del 40% en la
instalación de estufas y calderas ocurrido en España durante 2021, también ha
aumentado el consumo de pellets en un 13,5%. En total son 780.000 toneladas
repartidas entre calefacción residencial de menos de 50 kW con un consumo de
520.000 toneladas y calefacción comercial (superior a 50 kW) con 260.000 toneladas.
El sector doméstico es, por tanto, el mayor consumidor con el 85%.

 

Desde Avebiom esperan que en 2022 el consumo haya crecido nuevamente y
ronde las 865.000 toneladas (580.000 para residencial y 285.000 para
comercial). «Los fabricantes nacionales han hecho un gran esfuerzo en este
complejo año, aumentando producción y priorizando su servicio a clientes
españoles; así, vemos que la curva de producción vuelve a acercarse a las
cantidades que necesitan los usuarios de equipos de pellet en el país»,
añaden en un comunicado.

 

Castilla y León, la región que más
produce

 

Por comunidades autónomas, Castilla y León ocupa el primer puesto en cuanto
a número de fábricas con 13, nueve de las cuales cuentan con el sistema de
certificación ENplus®. Le sigue de cerca Andalucía con once en total y seis
certificadas. La Rioja, Baleares, Asturias, Cantabria y Extremadura con dos
plantas cada región, y Madrid con una, ocupan las últimas posiciones. En total
son 75 las instalaciones que había en España en 2021, con cuarenta de ellas
certificadas. La mayor parte de la producción nacional ya está certificada
ENplus® copando el 87% del mercado; «prácticamente todas las plantas
importantes producen bajo el esquema de calidad, pero cada año se suman nuevos
distribuidores, lo que mejora la consistencia de una oferta de calidad al
consumidor». Entre 2020 y diciembre de 2022 se han certificado 2 nuevas
plantas y 9 suministradores, alcanzando los 100 certificados emitidos en
España.

Abrir chat
1
https://mipelletymas.com/wp
Hola. ¿En qué podemos ayudarte?